sábado, 27 de junio de 2009

ALGUNOS POEMAS DE "LA DESMESURA"

DE OBSIDIANA

Vengo de la tierra mordida por los perros,
de las conspiraciones y los oprobios,
del frío plomizo sobre toda la existencia
de la selva sabia y guerrera
al caos similar de las calles.

Vengo de las luchas intestinas,
no el feto desechado de la guerra,
el enfermizo impulso muscular por acrecentarse
y cómo a esta alma de acero le hablan las cosas elementales
le cuentan sus secretos
unas desarrollaron espinas ante la barbarie;
otras, bellos colores;
yo desarrollé mi silencio,
la capacidad mental,
la explosividad incesante que imprimo en cada uno de mis actos.

Soy de un material antiguo, probado por los sabios
vengo del fondo de la Tierra, me forjó la tristeza
soy la santificación del dolor
mantente conmigo hasta el final y te daré un secreto
sólo a los más altos los revelo
mi alma es verde y doy visos negros.

OH. FELACIÓN

Es morena y delgada
como una reina del Antiguo Egipto.
Su cuerpo
recubría una faldita;
se ha quedado con sus botas largas
de tacón puntudo
y medias de hilo negras,
una blusa negra y sus senos
tan pronunciados.
Lleva el cabello recogido
con un caimán;
tiene rostro oriental,
una joya en el labio superior y otra en la lengua
y ahí yo.

Es tan fuerte
tan fogosa
consigue cuanto quiere
dentelladas y su cabello
su rostro nítido
sus labios tiernos.
Dientes. Roces con la lengua
y su joya.
Un águila de hielo
mira hacia el cielo
cerrando los ojos
nombres
los gemidos salen de la violencia.
¡Tanta fuerza!
¡el sudor
me llega hasta las piernas!
¡y los temblores!
¡y el aroma de nuestros cuerpos
que llena la pieza!

RELATO ERÓTICO

Sucedió en un bus atestado de gente.
Llegaste
dándome la espalda
perfecta arquitectura
sabia de límites
ni mucho
ni poco
apenas lo necesario
apenas
para mí.
Muchacha
como me la recomendó el doctor, me dijo
Andrés
necesitas una
que no te diseccione el corazón con un cuerpo de cuchillo.
Apenas
bello cuerpo
al estilo de Tomb Raider.
Salen de mi cuerpo
olores naturales
de placer y vida, como palabras
de fogata y whisky en tu oído;
llevas la nariz a tu axila, pero son mis palabras
apenas para tener los hijos que la humanidad necesita;
mis palabras
al destaparse mi vida bohemia
mi residencia en la adolescencia
mi soledad;
en verdad
es necesario decirlas
el computador
de la mamá de un amigo
cambia el cursor automáticamente ante ciertas palabras
yo no sé…
(y ahora no puedo dictarle sin que me de risa).
Hay que decirlas
así pues, decirte
que tienes encallado en el cielo
un culo como Dios manda.

ERIAL

Estos días son desiertos
la calle desolada y larga crece
entre lluvias de polvo y se desborda.
Rumores de palabras
que fueron dichas, olores de ausencias.

Todos se van
nunca han estado
el tráfago de otros días parecía traerlos
entre la valía de los objetos se escuchaba hablarlos
el hombre, la mujer
el comerciante, el carnicero
el borracho.

Se escuchaban saludos
risas
preguntas de dinero,
no estaban
eran hablados.

El pecho estaba tranquilo
y hoy hay un dolor más para el dolor.
Los linderos de montañas
pétreas, tan endurecidas
encierran la ciudad y allí las preguntas
viniendo desde años
otros cuerpos y costumbres
otros ropajes y acentos,
luces refractadas en filamentos metálicos
tras el pensamiento que es una sombra triste.

Medios hombres
vacíos de guerras,
negación de la crueldad de hablar con fantasmas
y el llanto que se ha vuelto un habitante
mal disimulado en las arrugas
del alma.

No comer
no fumar como de costumbre
y saber que a la estación de los días llegaron dueños
vendedores de verdades y promesas de amores
libertades y mañanas distantes.

¿Cuál es el sentido de la existencia?
crecer como el grito solitario en la noche
pagar tus impuestos y ser un buen ciudadano
la guerra te llegará por descontado con los días;ponte el saco apretado y camina
a donde te necesiten quienes no conozcas
tómate algo para el cansancio
el sudor y la palidez de la sangre.

POEMA

Vengo del largo encierro de los años
me taparon la boca
y murieron las palabras.

Nacieron flores en el silencio
y tras barrotes
se metamorfosearon los músculos de mi espalda.

Salí volando
cuando nadie lo esperaba.
Mi pluma diamantina
alcanzó la estrella que hoy te entrego.

Escucha de mis mujeres
las palabras más elevadas
con las pupilas dilatadas
como manzanas en el lecho.

Toma esta copa
ponte también sombrero y botas
mientras me arreglo el bigote
dame ocho balas
mataré la deshonra.

Afuera, la noche
extiende un velo sobre los edificios
como los párpados sobre los sueños en sigilo.

Ahora estás conmigo
esperando contra el muro
toma este ramillete del jardín prohibido
que es el cielo de los adictos.

Este poema
que bebía de noche y fumaba de día
hoy bebe de día
y fuma
y fuma
olvida que es día
no sabe qué es noche.


Este poema con ala ancha
dice Revolución
con su bocanada
su redonda bocanada
volando en el cielo espeso.

Selección del libro "La Desmesura", de Andrés Barbosa Vivas. Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

julia del prado morales dijo...

Encantada de venir a tu espacio, y ver poemas de tu nuevo libro en el que anda tu tierra Colombia, el amor que le tienes: la guerra y su problemática, sus calles, su belleza y las mujeres y lo que ellas te despiertan en olores y sabores.

Te felicito Andrés desde el Perú, Julia

http://vienenpajaritasdepapel.blogspot.com
http://juliesusfotosyescritos.blogspot.com

Pablo Lacroix dijo...

Hola Andrés... me decargo tu texto... me agradaron mucho tus poemas... no puedo comprarlo porque bueno... soy de Chile.

Saludos!

Irene dijo...

Hola poeta, felicidades por tu libro.
Sigue, como decían en la mítica y sobrevalorada "El club de los poetas muertos": las ciencias nos permiten mejorar la calidad de vida, el arte nos enseña a vivir.
Besos alados.